Este Jamón ibérico de cebo loncheado procede de una de las extremidades posteriores del cerdo ibérico. Ha sido sometido a la acción de la sal y posteriormente a un cuidado proceso de secado que le asegura una buena estabilidad, así como un olor y sabor característicos.

Se trata de un jamón ibérico de cebo de sabor suave, poco salado, lleno de proteínas, con un bajo nivel de colesterol y un elevado porcentaje de grasa infiltrada. Alimentación 100% natural.