¿Seguro que te sabes todas las diferencias entre un jamón de cebo y uno de bellota?

En este breve vídeo has visto 3 principales desemejanzas a la hora de comparar un jamón de bellota con uno de cebo. A continuación te damos algún detalle más que seguro te interesa.

Ambos evidentemente pertenecen a la raza ibérica pero sabemos que se diferencian por estos rasgos:

ALIMENTACIÓN

Alimentación cerdos ibéricos

Collage hecho con FotoJet

Esta es la primera característica que diferencia los dos tipos de jamones. El denominado jamón de cebo procede de cerdos ibéricos que han sido alimentados con cereales, trigo, alimentación natural etc…El jamón de bellota, en cambio, procede igualmente de cerdos ibéricos que se nutren de bellotas tras ser llevados a montaneras (desde octubre hasta marzo aproximadamente). A lo largo de estos meses el cerdo refuerza aún más sus músculos extremidades (jamones y paletas) porque realiza ejercicio en busca de las bellotas, hasta alcanzar el peso adecuado para el sacrificio (175 kg aprox.)

GRASA

Grasa jamón ibérico de bellota

Grasa jamón ibérico de bellota

¿A que se te está haciendo la boca agua con esta GIF? 😛

La textura de la grasa de un jamón de cebo es suave, sin embargo la de un bellota destaca por serlo tanto que al tocarla se dejan las huellas.

Unas líneas más arriba mencionábamos el ejercicio físico realizado en las montaneras. Hay que tener en cuenta que ello fomenta la infiltración de la grasa (que proviene casi completamente de las mismas bellotas) en los músculos y que otorga al jamón de bellota mucha más sabrosidad y una sensación única en el paladar.

Por lo que respecta el color, la grasa de un jamón de cebo es de color dorado; la de un jamón de bellota resulta ser dorado muy intenso, debido justamente a la alimentación del cerdo.

PRECINTOS

Gracias al Real Decreto de enero de 2014 del Gobierno de España, se estableció que los jamones ibéricos tienen que llevar un precinto que define su tipología dependiendo del color. Aquí están los cuatros colores:

Precintos jamón ibérico según El Real Decreto 4/2014, de 10 de enero

Es obligatorio que cada precinto favorezca los siguientes datos:

  1. TIPO DE PRODUCTO (jamón, paleta, lomo etc…)
  2. ALIMENTACIÓN (bellota, cebo de campo, cebo)
  3. RAZA (100%, 75%, 50% ibérica)
  4. EMPRESA CERTIFICADORA que realiza el control de calidad desde el nacimiento del cerdo hasta la venta del producto
  5. LOGO ASICI (Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico)

Esperamos que ahora ya no tengas ninguna duda a la hora de elegir el tipo de jamón y que sepas identificar los elementos de los precintos en un santiamén 😀