top of page

¿Puede comer un niño jamón?

Sabemos que es prioridad cuidar la alimentación de nuestros peques de la casa para garantizar su correcto desarrollo. Necesitan tomar una gran cantidad de nutrientes, como las proteínas que promueven el desarrollo de tejidos y órganos, además de reducir la probabilidad de alergias y obesidad. Por ello, muchos papis y mamis nos preguntan: ¿puede mi hijo comer jamón? ¿Es mejor darle jamón cocido que ibérico? En Ibéricos Izquierdo te vamos a contestar a esas preguntas para que puedas dar el mejor jamón a tu pequeño.


 

Cómo debe ser la alimentación de un bebé

El jamón es una fuente rica de proteínas y hierro, factores clave para el crecimiento y desarrollo de los niños. Sin embargo, también es alto en sodio y grasas, que pueden perjudicar nuestra salud si abusamos en exceso.

Los niños deben seguir una dieta equilibrada que incluya variedad de alimentos con diferentes nutrientes. El jamón puede ser parte de esa dieta, pero no solamente podemos ceñirnos a dar ese alimento a los niños. Además, hay que tener en cuenta que es esencial proporcionar un jamón de calidad, con mucho magro y poca grasa.


Cuándo puedo darle jamón ibérico a mi hijo

En cuanto llegue a los doce meses y empiece a masticar y a morder por sí mismo, puede empezar a tomar comida sólida, eso sí, cortada a trocitos y sin grasa. Es decir, en esta etapa es cuando los niños y niñas pueden empezar a comer jamón ibérico. En cuanto tus peques lo prueben, ¡verás como les encanta!

Los bebés menores de 12 meses no deben consumir jamón debido al riesgo de botulismo infantil. El botulismo infantil es una enfermedad rara, pero grave causada por la bacteria Clostridium botulinum, que puede estar presente en alimentos mal conservados o procesados.

¿Es bueno que los bebés coman jamón?

La respuesta es sí, a partir de la edad que os hemos dicho anteriormente. El jamón ibérico Izquierdo sigue un proceso de curación natural, por lo que no contiene aditivos, gluten ni lactosa. No contiene azúcar a diferencia del jamón cocido, también conocido como jamón York, que sí tiene y la mayoría no contiene entre sus ingredientes un alto porcentaje de carne. Es por ello que no conseguiremos la proteína necesaria, sino aditivos que no nos aportan nada a nuestro organismo.

Sin embargo, como todo en esta vida, no hay que abusar del jamón ibérico. La cantidad diaria recomendada en adultos es de 40 gramos, por lo que la cantidad tiene que ser un poco menor para los niños. ¿Qué mejor que merendar un bocadillo de jamón ibérico cortado en trocitos?





47 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page