top of page
  • Dpto. Marketing

La salazón del jamón ibérico.

La salazón es una de las fases más relevantes del proceso de producción del jamón de Ibéricos Izquierdo. Es el eslabón clave para conservar el sabor, el color y la textura de cada pieza. Pero, ¿por qué es tan importante? En Ibéricos Izquierdo te vamos a contar en qué consiste.


Conservación de alimentos: La Salazón

Para ponernos en situación, ¿qué es la salazón? Según la RAE, es el método de conservar alimentos a base de sal, para retrasar su caducidad.

Este proceso permite absorber toda la humedad del alimento, deteniendo a los microbios y bacterias que lo puedan estropear. Es decir, la salazón deshidrata el alimento, intensificando su sabor y alejando los gérmenes.

En la elaboración del jamón ibérico, los jamones se colocan uno al lado del otro, rodeándolos completamente de sal, hasta alcanzar una altura de 6-8 jamones. El tiempo que pasan los jamones y paletas de esta forma dependerá de distintos factores, entre ellos el peso. Una vez, expirado el tiempo, se sacan y se lavan con agua templada. De este modo, únicamente queda la sal necesaria que nos permite deleitar cada bocado.


¿Por qué es tan fundamental este proceso?

Es crucial para determinar su sabor, textura, color y aroma. Dependiendo del tiempo en sal, la raza del animal, o la alimentación, entre otros, la pieza obtendrá un sabor más o menos intenso.


Ahora que ya sabes por qué se salan los jamones, queremos que lo compruebes por ti mismo. Descubre las mejores piezas en nuestra tienda online y saborea los diferentes matices de nuestras variedades.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page